Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Anatomía del oído

El rostro de un hombre donde pueden verse las estructuras del oído interno.

El oído es un órgano complejo y delicado. Recoge y procesa las ondas sonoras para que pueda escuchar lo que lo rodea. Además de su función auditiva, ayuda también a mantener el equilibrio.

El oído se divide en 3 partes principales: el oído externo, el oído medio y el oído interno. El oído externo y el oído medio recogen y amplifican los sonidos. El oído interno convierte las ondas sonoras en mensajes que son enviados al cerebro. El oído interno también actúa como sensor del movimiento y de la posición de la cabeza y del cuerpo. Esto permite mantener el equilibrio y ver con claridad, incluso al cambiar de posición.

A continuación se describe cómo las distintas partes del oído funcionan para ayudarlo a escuchar y a mantener el equilibrio.

  • La apófisis mastoides rodea al oído medio.

  • El oído externo recoge las ondas sonoras.

  • El canal auditivo traslada esas ondas sonoras al tímpano.

  • El tímpano vibra por las ondas sonoras y pone en movimiento los huesos del oído medio.

  • Estos huesos (osículos) vibran y transmiten las ondas de sonido al oído interno. Cuando el oído está sano, la presión de aire en el oído medio se mantiene equilibrada.

  • La trompa de Eustaquio ayuda a controlar la presión de aire en el oído medio. 

  • Los canales semicirculares ayudan a mantener el equilibrio.

  • El nervio vestibular transmite las señales de equilibrio al cerebro.

  • La cóclea recibe las ondas sonoras y crea señales nerviosas. 

  • El nervio auditivo transmite las señales de sonido al cerebro.

Corte transversal del oído donde pueden verse las estructuras del oído externo, interno y medio.

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.