Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Anatomía del oído interno

Corte transversal del oído que muestra el oído externo, medio e interno con un primer plano de la cóclea

El oído interno se compone de 2 partes. Una parte (el conducto auditivo) regula la audición. La otra parte (los conductos semicirculares) regula el equilibrio.

Ambas partes están llenas de un líquido llamado endolinfa. El saco endolinfático es un pequeño órgano que mantiene el nivel de este líquido. En el conducto auditivo, las ondas de sonido producen vibraciones en la endolinfa. El oído interno detecta esas ondas de sonido. Luego envía señales nerviosas al cerebro. El sonido que oímos es resultado de la interpretación que el cerebro hace de esas señales nerviosas.

En los conductos semicirculares, un cambio de posición hace que el líquido se mueva. La parte del oído interno que regula el equilibrio detecta este movimiento. Entonces se envían señales nerviosas al cerebro.

Los conductos semicirculares recogen la información de equilibrio. La inflamación en el conducto auditivo recoge la información de los sonidos. Los nervios auditivo y del equilibrio transmiten esta información al cerebro desde ambas partes del oído interno.

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.