Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Para adolescentes: lo que debes saber acerca de las verrugas genitales

Las verrugas genitales se contagian por contacto de la piel principalmente durante las relaciones sexuales. Son causadas por un virus llamado virus del papiloma humano (VPH). Este virus se propaga a través de la piel de los genitales o las zonas con mucosas y las secreciones, las llagas y las úlceras de una persona infectada. Las verrugas pueden ser protuberancias o pueden ser difíciles de ver. Las verrugas crecen en los órganos genitales o a su alrededor. Algunas personas no presentan síntomas. Otras personas tienen picazón, dolor o sangrado. Las verrugas genitales también se llaman condilomas.

Un peligro para la salud

Debes estar atento a lo siguiente:

  • Las verrugas que se ven a simple vista se pueden tratar, pero el virus nunca se va.

  • Los tratamientos caseros no curan estas verrugas.

  • Si tienes verrugas genitales, probablemente tienes una infección por el VPH. Con el tiempo, este virus puede producir cáncer tanto en las mujeres como en los hombres.

  • La madre puede transmitir las verrugas genitales al recién nacido durante el parto.

Conoce los riesgos

Estos son los hechos:

  • Mantener relaciones sexuales con muchas personas aumenta tu riesgo de contraer verrugas genitales.

  • Las relaciones sexuales sin condón aumentan el riesgo de contraer verrugas genitales. Sin embargo, de todas maneras también puedes contagiarte el VPH aunque uses un condón.

  • La mejor manera de prevenir esta enfermedad es no tener relaciones sexuales.

  • Si tienes relaciones sexuales, un proveedor de atención médica debe revisarte a ti y a tu pareja. También deben hacerse análisis para detectar infecciones de transmisión sexual. Además, asegúrate de usar condones de látex.

  • Si tú o tu pareja tienen esta enfermedad, obtengan tratamiento para todas las verrugas visibles. No tengas relaciones sexuales durante el tratamiento. Una vez que las verrugas se hayan tratado, usen condones de látex.

Habla con tu pareja

Tal vez te resulte incómodo hablar de esto con tu pareja, pero hacerlo puede ayudar a ambos a mantenerse libres de enfermedades sexuales. Haz las siguientes preguntas a tu pareja:

“¿Has tenido relaciones sexuales con alguien sin usar un condón?”

“¿Has tenido verrugas genitales?”

“¿Has tenido alguna infección de trasmisión sexual?”

¿Respondieron “sí” tú o tu pareja a alguna de estas preguntas? En ese caso, deben hacerse análisis de detección de infecciones de transmisión sexual.

Los condones de látex pueden ayudar

Las verrugas genitales pueden formarse en los lugares no cubiertos por el condón. Esto quiere decir que los condones no proporcionan protección completa, pero pueden ayudar.

  • Utiliza condones de látex, masculinos o femeninos.

  • Mantén condones de látex a mano. Guárdalos en un lugar fresco. No los guardes en la cartera ni en el auto.

  • Si usas un lubricante, asegúrate de que sea a base de agua. No uses vaselina, aceites ni cremas para las manos. Estos productos pueden hacer que el condón se rompa.

Para prevenir las verrugas genitales, considera vacunarte contra el VPH.

Hay disponible una vacuna que ayuda a proteger contra el VPH, que es el virus que causa las verrugas genitales. Se recomienda tanto para varones como para mujeres. Tu proveedor de atención médica puede darte más información al respecto.

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.