Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

El TDAH y su familia

Cuidar de un niño con TDAH puede causar discordia entre los demás familiares. Pero esto no tiene por qué pasar. Cada miembro de la familia puede ayudar a establecer lazos duraderos y, de esta manera, facilitarles la vida a todos.

Hombre y mujer en la cocina, conversando.

Lo que podría sentir

Si tiene un hijo con TDAH, tal vez sienta culpa, preocupación y cansancio. Trate de descansar lo suficiente y hacer actividades que disfruta. Pida apoyo a su familia y amigos.

Usted y su pareja

Es fácil echarse la culpa mutuamente. A veces, la pareja no está de acuerdo con el diagnóstico, el tratamiento o la manera de educar al niño. Aunque es difícil encontrar respuestas, haga el esfuerzo por comunicarse todos los días. Este es el momento ideal para fortalecer los lazos de confianza con su pareja.

No descuide a sus otros hijos

Tal vez le dedique mucho tiempo y esfuerzo al niño con TDAH, al punto de llegar a excluir a sus demás hijos. Explíqueles a sus otros hijos, de manera apropiada para la edad, qué es el TDAH. Haga lo que pueda para pasar tiempo con cada uno de ellos. Intente usar ese tiempo para dedicarse exclusivamente a ese hijo. En vez de agotarle las energías, tal vez note que estos momentos le renuevan las reservas emocionales y fortalecen los lazos.

El papel de los padres

  • Para usted: Recargue energías y relájese. Para darse unas horas de descanso, contrate a alguien que tenga experiencia con TDAH para que cuide a su hijo. Pregunte a un consejero o a su grupo de apoyo si conocen a alguien que esté capacitado para cuidar de su hijo.

  • Para su matrimonio: Trate de respetar las diferencias de opinión. Además, pase más tiempo a solas con su pareja. Hable de temas que no tengan que ver ni con el niño ni con el manejo del TDAH.

  • Para sus otros hijos: Hagan cosas juntos. Pregúnteles sobre sus pasatiempos, deseos y temores. Hágales saber que los quiere. Luego, ayúdelos a relacionarse con el niño que tiene TDAH.

  • Premie todos los esfuerzos que se hagan para actuar como una familia.

  • Si el estrés resulta incontrolable, considere el asesoramiento familiar o la terapia de pareja. Esto puede ayudar a fortalecer su matrimonio, encontrar mejores formas de manejar los comportamientos problemáticos, mejorar las relaciones con el niño que tiene TDAH, fortalecer los lazos familiares y resolver conflictos familiares.

Un futuro promisorio

Es probable que los síntomas de TDAH de su hijo cambien y evolucionen a medida que madura. Con el tiempo y una guía constante, su hijo puede aprender a controlarlos. Muchos adultos con TDAH son personas felices que triunfan en la vida.

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.