Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Para las muchachas: la decisión de tener relaciones sexuales

Muchas jóvenes comienzan a tener relaciones sexuales antes de haberlo pensado bien. Hay que tener en cuenta muchas cosas, como el control de la natalidad, la prevención de las infecciones de transmisión sexual (ITS), inlcluido el VIH y afrontar las emociones que conlleva el sexo. Antes de tener una relación sexual, piensa acerca de todos los riesgos que tienes.

Los riesgos para tu salud

El sexo puede tener riesgos para tu salud. Cuando tienes sexo con alguien, entras en contacto con posibles gérmenes de sus compañeros sexuales anteriores. Estos pueden incluir una infección de transmisión sexual (ITS), incluyendo el VIH. En muchos casos, no se puede predecir si una persona tiene una ITS a no ser que ella te lo diga. También es probable que no sepan que la tienen. Los condones de látex y las barreras dentales solo pueden disminuir los riesgos, pero no prevenirlos completamente.

Tu riesgo de embarazo

Ningún método de control natal te brinda un 100% de protección contra el embarazo, incluso cuando se usa correctamente. Quedar embarazada y tener un bebé es un compromiso muy grande que cambiará tu vida. Criar a un hijo puede costar cientos de dólares al mes. Para poder pagar estos gastos es muy probable que tengas que trabajar además o a cambio de ir a la universidad.

Tu riesgo emocional

Tener una relación sexual con alguien es un gran paso, ya que puede hacerte sentir más cercana a la persona, pero también puede hacerte más daño si tienes problemas o un rompimiento. Piensa si estás lista para afrontar todas las emociones que conlleva el sexo.

Pensamientos versus realidad

¿Te suenan familiares estas cosas?:

  • “Él me ama. Si quedo embarazada, tendremos el bebé y algún día nos casaremos.”

  • “Tener sexo nos hará sentir más cercanos. Él me amará más y podremos estar más juntos.”

  • “Seré más popular y respetada si cedo y tengo relaciones sexuales.”

Pero esto se asemeja más a la realidad:

  • “Tuvimos el bebé, pero peleábamos tanto que terminamos la relación. Ahora nunca lo veo.”

  • “Desde que empezamos a tener relaciones sexuales, no platicamos ni salimos como lo hacíamos antes.”

  • “Ojalá hubiera esperado. Parece que el sexo ya no es importante.”

Habla francamente

Antes de tomar una decisión, platica con un adulto en quien confíes o con un proveedor de atención médica sobre lo que piensas. Él o ella te puede ayudar a decidir qué es lo mejor para ti y a mantenerte segura con el uso de condones y otras protecciones, si decides tener sexo.

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.