Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Instrucciones de alta: vendaje de un muñón por debajo de la rodilla

Vendar el muñón previene la hinchazón de la extremidad. También la ajusta de forma que encaje más cómodamente en la prótesis. Probablemente deberá mantener la extremidad vendada (o en una media de compresión) en todo momento, excepto cuando se bañe o utilice una prótesis. Si le resulta difícil hacer el vendaje usted mismo, pida a alguien que se lo haga. Es conveniente que haga el vendaje antes de ponerse la ropa interior.

Vista desde arriba de una pierna amputada en una tabla que muestra los 6 pasos para envolver un vendaje en un muñón.

Recomendaciones generales

  • Utilice cada día 1 o 2 vendas elásticas de 4 pulgadas (unos 10 cm). Puede ser aconsejable que las una cosiéndolas.

  • Siéntese al borde de una cama firme o de una silla. Mientras hace el vendaje, mantenga la rodilla extendida sobre una superficie para apoyar el muñón o sobre una silla de la misma altura.

  • Enrolle siempre la venda en sentido diagonal. Si enrolla la venda en sentido perpendicular a la extremidad, puede impedir la circulación de la sangre.

  • La venda debe estar más ajustada al final de la extremidad. Reduzca gradualmente la tensión de la venda a medida que vaya hacia arriba.

  • Asegúrese de que haya al menos 2 capas de venda y que una capa no recubra directamente a la otra. Evite que la venda se arrugue o se pliegue.

  • Asegúrese de que la piel no quede arrugada ni abultada. Compruebe que toda la piel bajo la rodilla quede cubierta. No cubra la rótula.

  • Vuelva a vendar el muñón cada  4 a 6 horas, o cuando el vendaje empiece a salirse o aflojarse.

  • Si nota hormigueo o palpitación en cualquier parte de la extremidad, esto puede ser señal de que la venda está demasiado apretada. Vuelva a hacer el vendaje de forma que no quede tan apretada.

Paso 1

  • Sostenga la venda con una mano, con el rollo hacia arriba y hacia usted.

  • Con la otra mano, sostenga el extremo de la venda contra la parte frontal de la extremidad, justo debajo de la rodilla.

  • Desenrolle lentamente la venda en sentido diagonal por la parte frontal de la pierna hasta el extremo interior de la extremidad.

Paso 2

  • Enrolle la venda sobre el extremo interior de la extremidad. Dele un pequeño tirón para que se mantenga firme contra la piel.

  • Pase la venda por la parte posterior de la extremidad hacia el exterior de la pierna.

  • Enrolle la venda en sentido diagonal desde la parte inferior de la pierna hacia la rodilla. Cruce el extremo de la venda para mantenerla en su sitio.

Paso 3

  • Pase la venda por la parte posterior de la pierna y llévela hacia el frente por el lado exterior, justo debajo de la rodilla.

  • Enrolle la venda en sentido diagonal por la parte frontal de la pierna hacia el interior de esta y hacia abajo.

Paso 4

  • Pase la venda por la parte posterior de la extremidad y hacia adelante por el extremo exterior. Dele a la venda otro pequeño tirón para mantenerla firmemente ajustada contra la piel.

  • Enrolle la venda en sentido diagonal por la parte frontal de la pierna hacia arriba.

Paso 5

  • Pase la venda por la parte posterior de la extremidad y llévela de nuevo hacia la parte frontal bajo la rodilla.

  • Enrolle la venda en sentido diagonal por la parte frontal de la pierna hacia el extremo interior de esta y hacia abajo.

  • Repita los pasos 2 a 4 hasta que toda la piel de la pierna debajo de la rodilla quede completamente cubierta.

Paso 6

  • Para evitar que el vendaje se desplace, súbalo a un lado de la rodilla por la parte posterior del muslo y llévelo de nuevo hacia abajo por el otro lado de la rodilla.

  • A continuación enrolle la venda en sentido diagonal alrededor de la pierna, hasta el final de la venda.

  • Conecte el extremo de la venda a la capa inferior con cinta de papel. No use ganchos ni alfileres.

Visitas de control

Programe una visita de control con su proveedor de atención médica o según le hayan indicado.

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica

Llame de inmediato a su proveedor de atención médica si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Enrojecimiento que no desaparece en el extremo del muñón.

  • Mal olor proveniente del muñón.

  • Hinchazón o aumento del dolor en el extremo del muñón.

  • Sangrado o secreción del muñón más abundante que de costumbre.

  • El muñón tiene un color blancuzco como de tiza o negruzco.

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.