Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

El VPH y las verrugas genitales: cómo cuidarse

El virus del papiloma humano (VPH) es el virus que causa las verrugas genitales. Algunos tipos de VPH también pueden aumentar el riesgo de presentar cáncer de cuello uterino, de órganos genitales, de boca y de recto. Si se cuida, puede ayudar a su cuerpo a combatir el VPH y disminuir el riesgo de contagiarlo a sus parejas. Visitar regularmente a su proveedor de atención médica, mantener un sistema inmunitario saludable y conocer los riesgos pueden ayudarlo a mantenerse en control.

Mujer quebrando un cigarrillo.

Escoja opciones saludables

  • Deje de fumar. Fumar debilita el sistema inmunitario y aumenta el riesgo de desarrollar muchos tipos de cáncer, incluido el cáncer de cuello uterino.

  • Utilice los condones correctamente. Use condones de látex o poliuretano correctamente cada vez que tenga relaciones sexuales. Visite este sitio web de los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) para obtener más información sobre el uso correcto de los condones: www.cdc.gov/condomeffectiveness. Pero recuerde que el VPH puede infectar zonas no cubiertas por los condones. Esto significa que los condones no siempre lo protegen del VPH.

  • Tenga relaciones con una sola persona que solo tenga relaciones con usted. A esto se le llama una relación mutuamente monógama.

  • Si su proveedor de atención médica se lo recomienda, póngase la serie de vacunas contra el VPH. Pregunte cómo recibir la vacuna si aún no lo hizo.

Viste a su proveedor de atención médica

  • El tratamiento de las verrugas genitales puede exigir algunas visitas al consultorio del proveedor de atención médica. No deje de hacerlo. Es posible que deba probar varios tratamientos antes de encontrar el más eficaz para usted.

  • Una vez que se eliminen las verrugas, haga citas de seguimiento según las indicaciones del médico y esté atento a nuevas lesiones. Las verrugas causadas por el VPH tienden a reaparecer, independientemente del tratamiento que haya hecho. Si es necesario, use un espejo para examinarse usted mismo entre cada visita. Si nota verrugas nuevas, consulte de inmediato a su proveedor.

  • Las mujeres deben hacerse una prueba de Papanicolaou en el cuello uterino y en lo posible en el recto con la frecuencia que le indique su proveedor de atención médica.

  • Algunos hombres deben hacerse una prueba de Papanicolaou en el recto, según la recomendación de su proveedor.

  • Hable con su proveedor sobre vacunarse contra el VPH, incluso si ya tuvo verrugas o un resultado fuera de lo normal en el Papanicolaou. La vacuna contra el VPH puede ayudarlo a protegerse de enfermedades o de otras cepas de VPH.

Considere sus necesidades

  • Las mujeres embarazadas no deberían utilizar ciertos tratamientos contra las verrugas genitales. Su proveedor de atención médica puede indicarle cuáles son los más seguros. Si queda embarazada, asegúrese de informarle a su proveedor que tiene el VPH.

  • Los pacientes que tienen un sistema inmunitario debilitado pueden presentar brotes con mayor frecuencia. También es posible que no respondan satisfactoriamente al tratamiento. Su proveedor puede ayudarle a encontrar el mejor tratamiento para usted.

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.