Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Vacunas antigripales para niños

Actualización para la temporada de gripe 2019-2020

La vacuna antigripal es la mejor protección contra la gripe (influenza) tanto para su hijo como para los otros miembros de la familia. La vacuna se le administra a su hijo en forma de inyección o con un espray nasal. Hable con el proveedor de atención médica de su hijo sobre qué vacuna es mejor para el niño. Lo ideal es ponerle al niño esta vacuna todos los años apenas esté disponible en su zona. Para esto, puede acudir al consultorio del proveedor de atención médica, a un centro de salud o a una farmacia. Si tiene alguna pregunta, consulte con el proveedor de atención médica de su hijo.

Proveedor de atención médica aplicándole una inyección en el brazo a una niña mientras una mujer con un bebé en brazos mira.

Datos sobre la gripe

  • La vacuna antigripal contiene virus que han sido desactivados (destruidos) o debilitados considerablemente y no hará que su hijo contraiga gripe.

  • La gripe es causada por un virus. No se puede tratar con antibióticos.

  • La gripe puede representar un peligro de muerte. Cada año, miles de personas fallecen por complicaciones de la gripe.

  • La gripe no es lo mismo que la gripe estomacal, que dura 24 horas y produce síntomas como vómitos y diarrea. Por lo general, la gripe estomacal se debe a una infección gastrointestinal y no a la gripe.

  • Las vacunas antigripales son seguras para la mayoría de los niños. Si tiene preguntas o preocupaciones, hable con el proveedor de atención médica de su hijo.

Cómo protege a su hijo la vacuna antigripal

Hay muchas cepas (tipos) de virus de la gripe. Los expertos en medicina predicen qué cepas tienen mayores probabilidades de infectar a la gente cada año. Las vacunas antigripales se elaboran a partir de estas cepas. Con la vacuna antigripal inyectada, ingresan en el cuerpo de su hijo virus inactivos (destruidos) de la gripe. Con el aerosol nasal, el niño recibe una versión muy debilitada de los virus. Las vacunas estimulan al organismo para que produzca anticuerpos que combatan estas cepas gripales.

Algunos niños pueden presentar síntomas leves después de recibir la vacuna antigripal. Por ejemplo, goteo nasal, fiebre o dolor en el lugar de la inyección durante uno o dos días. Los síntomas se pueden controlar con medicamentos de venta libre de baja concentración para niños. Siempre consulte con el proveedor de atención médica de su hijo antes de usar medicamentos de venta libre.

  • No le dé medicamentos de venta libre para la tos o los resfriados a ningún niño menor de 6 años, a menos que el proveedor se lo haya indicado.

  • No le dé aspirinas.

  • No le dé ibuprofeno a un bebé de 6 meses o menos.

¿Quiénes deben recibir las vacunas antigripales?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y la Academia Estadounidense de Pediatría recomiendan que se vacune a todos los niños a partir de los 6 meses, aunque hay algunas excepciones. La vacuna se suele administrar con una inyección en el músculo. La cantidad de dosis de la vacuna antigripal depende de la edad y el historial de vacunación del niño. Se necesitan dos dosis para los niños de 6 meses a 8 años que reciben su primera vacuna antigripal.

Hay un aerosol nasal hecho con virus vivos pero debilitados de gripe disponible para la temporada de gripe 2019-2020. Es para niños sanos a partir de los 2 años que no reciban la vacuna antigripal.

Los niños menores de 6 meses son demasiado pequeños para recibir una vacuna antigripal.

Es posible que el niño no pueda recibir la vacuna si padece determinadas afecciones. Hable con el proveedor de atención médica de su hijo si tiene dudas sobre si el niño debe recibir la vacuna antigripal. Es posible que los niños no puedan recibir la vacuna antigripal en los siguientes casos:

  • Si tuvo una reacción alérgica grave a vacunas antigripales anteriores.

  • Si tuvo el síndrome de Guillain-Barré en un período de 6 semanas después de haber recibido una vacuna antigripal. Es una afección grave que puede producir parálisis.

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.