Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Después de la cirugía de derivación: conducir y actividades sociales

A medida que recupere sus fuerzas, podrá salir y hacer más cosas. Al principio, la duración de sus actividades debe ser una hora. Recuerde que está bien irse antes o pedir a las visitas que se vayan a su casa para que usted pueda descansar.

Hombre y mujer haciendo un rompecabezas.

Aquí tiene algunas actividades sociales que podría elegir:

  • Hacer manualidades, como pintar o tejer.

  • Jugar a las cartas y otros juegos de mesa.

  • Dar un paseo con amigos.

  • Ir a un centro de compras.

  • Asistir a actividades religiosas.

  • Ir al cine, al teatro o a un evento deportivo.

Detenga cualquier actividad si siente que le falta el aire y tiene dolor en el pecho, latidos irregulares o mareos. Llame a su proveedor de inmediato si los síntomas no desaparecen al cabo de 20 minutos, o según le haya indicado el proveedor de atención médica.

Pregúntele a su proveedor de atención médica cuándo puede volver a tener relaciones sexuales de manera segura. En general, puede retomar su actividad sexual al cabo de dos a cuatro semanas según su caso en particular. Su proveedor le dará instrucciones adecuadas para usted.

Algunos consejos sobre conducir

Por su propia seguridad y la de otras personas, no conduzca hasta que su proveedor de atención médica se lo permita. En general, no puede conducir durante cuatro a seis semanas después de la cirugía de corazón. Hay varias razones para esto:

  • Su tiempo de reacción es más lento hasta que recupere su fuerza. Los medicamentos que toma también pueden hacer que sus reflejos sean más lentos.

  • Si está tomando medicamentos para disminuir la presión arterial, podría marearse o desmayarse al volante.

  • Si tuviese un accidente, el golpe contra el volante podría dañarle el esternón. 

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.