Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Después de la cirugía de derivación: descanse mucho

Relájese entre una actividad y otra

Hágase tiempo entre las diferentes actividades para descansar. Respirar profundamente es una buena manera de relajarse. Pruebe lo siguiente:

  • Siéntese en una silla cómoda con ambos pies sobre un apoyo.

  • Cierre los ojos.

  • Respire lenta y profundamente a través de la nariz contando hasta dos.

  • Forme una “u” con los labios (labios semicerrados), como si fuera a soplar una vela. Luego, suelte el aire lentamente por la boca contando hasta cuatro.

  • Respire algunas veces de manera normal.

Repita hasta sentirse relajado.

Descanse mucho

El descanso lo ayudará a recuperar sus fuerzas con mayor rapidez.

  • Duerma lo suficiente por la noche. Irse a la cama todos los días a la misma hora resulta beneficioso. No se quede levantado hasta tarde una noche e intente compensar al día siguiente.

  • No se ponga ansioso si no puede dormir durante toda la noche. Simplemente, relájese. Sus patrones de sueño se irán normalizando con el tiempo y a medida que continúa su recuperación.

  • Deténgase y descanse unos minutos después de cada actividad y cada vez que se sienta cansado. Puede relajarse por unos momentos. Intente no dormir siestas, ya que pueden afectar el sueño nocturno.

Cuándo aminorar la marcha

Vaya más lentamente si observa alguno de los siguientes síntomas, ya que son signos de que está haciendo muchas cosas demasiado pronto:

  • dolor sordo, opresión o mayor dolor en el pecho, los hombros o los brazos;

  • latidos fuerte o agitado en el pecho;

  • dificultades para respirar;

  • mucho cansancio, desmayos o mareos.

Llame a su médico si cualquiera de estos síntomas empeora o no desaparece después de haber descansado durante 20 minutos, o según le indique su proveedor de atención médica. 

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.