Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Análisis conductual aplicado para casos de autismo

El análisis conductual aplicado (ABA, por sus siglas en inglés) es un tipo de terapia que se emplea en los niños con autismo. Durante esta terapia, se recompensan los buenos comportamientos y las buenas respuestas sociales. Se ignoran los comportamientos problemáticos. Con el tiempo, esto puede crear un cambio en el comportamiento y las aptitudes sociales de su hijo.

¿Cómo puede ayudar el análisis conductual aplicado?

Los niños con autismo suelen tener problemas de comportamiento. Por ejemplo, es posible que no escuchen o no respondan a la gente, que repitan palabras o que hagan lo mismo una y otra vez. Es posible que tengan berrinches violentos, que no cooperen con sus padres u otras personas, o que se nieguen a jugar con otros niños. El análisis conductual aplicado puede ayudar a cambiar estas conductas y respuestas.

Esta terapia puede ayudar a los niños con síntomas de leves a graves. Suele comenzar a utilizarse en los niños más pequeños. Pero el análisis conductual aplicado puede ayudar también a los niños mayores. Puede ayudar a su hijo a lo siguiente:

  • Tener mejores aptitudes sociales y lúdicas

  • Comunicarse mejor

  • Tener comportamientos más positivos

  • Tener menos comportamientos problemáticos

  • Mantener los comportamientos positivos en el futuro

  • Aplicar comportamientos positivos a nuevas situaciones

  • Tener menos momentos en los que puedan surgir comportamientos problemáticos

  • Aprender nuevas conductas

  • Tener un mejor desempeño en la escuela

  • Ser más independiente

  • Disfrutar de una mejor calidad de vida

El análisis conductual aplicado es ahora un tratamiento establecido para el autismo. En los estudios realizados se han demostrado los beneficios de esta terapia en comparación con otros tratamientos; por ejemplo, la educación especial estándar.

¿Cómo funciona el análisis conductual aplicado?

Esta terapia recompensa los comportamientos adecuados. Se ignoran los comportamientos problemáticos. Con el tiempo, esto ayuda a evitar los comportamientos problemáticos. Durante el análisis conductual aplicado, su hijo obtiene una pequeña recompensa por aprender una tarea simple. Las tareas se dividen en pasos pequeños. Las tareas pueden incluir hacer contacto visual, seguir indicaciones o hablar en los momentos correctos. La terapia crea una atmósfera divertida de juegos, imágenes y ejemplos físicos. Estas recompensas pueden ser juguetes, aplausos, felicitaciones y otras cosas positivas. Con el tiempo, la terapia puede ayudar a que el niño aprenda aptitudes más complejas. Cada niño es diferente, por lo que la terapia se adapta a cada niño.

¿Dónde se hace el análisis conductual aplicado?

El análisis conductual aplicado puede hacerse en un centro adecuado, tal como una clínica o una escuela. En algunos casos, quizás deba hacerse en su casa. Es posible que deba hacerse en la escuela o en un centro adecuado además de hacerlo en casa o que deba hacerse solamente en la casa. Puede significar una gran inversión de tiempo y dinero. Quizás necesite colaborar estrechamente con su proveedor del seguro médico para que su seguro cubra parte o la totalidad de la terapia.

Para hacer esta terapia en su casa, busque un analista de conducta matriculado que tenga formación en análisis conductual aplicado. Este tipo de terapeuta tiene formación adicional en psicología y contará con la capacitación necesaria para implementar un programa en su casa. También puede capacitar y coordinar a otros técnicos en conducta.

Exámenes antes del análisis conductual aplicado

El analista del comportamiento deberá hacer una revisión exhaustiva de las habilidades y las necesidades de su hijo. Esto es para ayudar a definir metas y elegir métodos de tratamiento para su hijo. El analista observará a su hijo y hablará con sus cuidadores. También le hará pruebas de evaluación a su hijo; por ejemplo:

  • La prueba Brigance, que brinda información sobre las aptitudes que su hijo ya tiene.

  • El Programa de inserción y evaluación de hitos de comportamiento verbal, que se centra en el lenguaje y en los comportamientos problemáticos.

  • La Evaluación de aptitudes básicas de lenguaje y aprendizaje, que proporciona información sobre diferentes áreas, por ejemplo, el uso del lenguaje, la interacción social y la autoayuda.

¿Qué sucede durante el análisis conductual aplicado?

Su hijo tendrá sesiones de terapia planificadas con un terapeuta especialmente capacitado. En una sesión, el terapeuta trabajará para lograr metas determinadas. Por ejemplo, es posible que le pida a su hijo que se señale la cabeza. Si su hijo lo hace, le dará una recompensa. El terapeuta tomará notas sobre cómo responde su hijo. A medida que su hijo aprenda nuevas aptitudes, el analista a cargo le agregará nuevas metas.

En el análisis conductual aplicado, su hijo deberá esforzarse un poco. Pero la terapia no debería resultarle estresante. Si eso sucediese, todo el equipo de tratamiento trabajará para corregir esa situación. A un niño con autismo, la terapia debería resultarle placentera la mayor parte del tiempo.

Cada sesión puede durar unas 3 horas. Los expertos sugieren entre 15 y 40 horas a la semana de análisis conductual aplicado para obtener los mejores resultados. El tiempo dependerá de las necesidades de su hijo. Sin embargo, es posible que esto no sea práctico para algunas familias. Igualmente, aunque sea unas 15 horas de terapia a la semana pueden ser beneficiosas para su hijo.

Resultados que puede esperar del análisis conductual aplicado

Los niños muestran diferentes respuestas a esta terapia. Algunos niños mejoran mucho en relación con sus síntomas principales. Otros niños hacen mejoras más sutiles. Muchos niños muestran grandes mejoras en su primer año de terapia. El avance puede continuar por muchos años más.

Hay diferentes factores que pueden afectar los resultados de su hijo; por ejemplo:

  • La edad de su hijo

  • La gravedad de los síntomas

  • La cantidad de terapia por semana

  • La calidad del tratamiento

En la mayoría de los casos, los niños que han hecho esta terapia igualmente siguen teniendo signos de autismo. El terapeuta de su hijo puede darle un mejor panorama sobre los cambios que puede esperar. Antes de comenzar con su el análisis conductual aplicado, aprenda tanto como le sea posible sobre cómo funciona. Esto lo ayudará a decidir si es una buena opción para su hijo. También le permitirá participar plenamente en el avance que haga su hijo desde un principio. Es importante que tenga expectativas prácticas mientras colabora para ayudar a su hijo.

Recuerde que existen otras terapias además del análisis conductual aplicado que pueden ayudar a su hijo. Hable con el proveedor de atención médica sobre cuáles son los mejores abordajes para su hijo y su familia. Mencione cualquier inquietud que tenga sobre el progreso de su hijo con este tratamiento o sobre su eficacia.

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.