Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

El tratamiento de la epilepsia: Medicamentos

Mujer tomando pastillas.
Tome los medicamentos exactamente como le indique su proveedor de atención médica.

Si le han diagnosticado epilepsia, su proveedor de atención médica creará un plan de tratamiento para usted. Los medicamentos conocidos como antiepilépticos (AE) son el tratamiento principal contra la epilepsia. Estos medicamentos reducen o previenen en gran medida las convulsiones de la mayoría de las personas que los toman. Para algunas personas, puede haber otras opciones de tratamiento. El tratamiento de la epilepsia puede ser difícil cuando los medicamentos no logran mantener las convulsiones bajo control (epilepsia refractaria), o bien, cuando los medicamentos tienen efectos secundarios severos. También es posible que sea difícil tratar la epilepsia en mujeres embarazadas. 

Su plan de medicamentos

Su proveedor de atención médica le ayudará a crear el plan de tratamiento más adecuado para usted.

  • Tipo de medicamento. Hay muchos tipos de medicamentos antiepilépticos. Probablemente el primer tipo de medicamentos que usted pruebe le resultará útil. De no ser así, su proveedor de atención médica podrá sugerirle medicamentos de otro tipo, o bien, una combinación de antiepilépticos. Si planea quedar embarazada o si ya está embarazada, es posible que el proveedor de atención médica deba ajustar sus medicamentos para proteger a su bebé en desarrollo. 

  • Dosis. Probablemente comenzará con una dosis baja. Se la irán aumentando poco a poco hasta que llegue a controlar mejor las convulsiones o alcance una dosis predeterminada.

  • Medicamentos de rescate. Su plan de tratamiento puede incluir medicamentos especiales para detener las convulsiones. Únicamente una persona que haya recibido instrucciones especiales del proveedor de atención médica puede administrarle estos medicamentos durante una convulsión.

Una vez que empiece a tomar medicamentos, es posible que deban hacerle pruebas de control. Estas pruebas miden el nivel de medicamento presente en su sangre. Más adelante, tendrá que hacerse estas pruebas periódicamente. Sin embargo, hay algunos medicamentos que no requieren un análisis de laboratorio. Además, es posible que su proveedor de atención médica necesite revisar ciertos análisis de sangre para hacer un seguimiento de los efectos secundarios de los medicamentos antiepilépticos.

Cuando usted toma medicamentos antiepilépticos

SÍ tome sus medicamentos exactamente según lo indicado.

SÍ haga una lista actualizada de todos los medicamentos que toma y muéstresela a su proveedor de atención médica. Asegúrese de mostrarle la lista y consultar sobre interacciones a todos los proveedores de atención médica que le receten un medicamento nuevo.

SÍ tenga en cuenta que ciertos medicamentos antiepilépticos pueden interferir con la acción de las pastillas anticonceptivas.

SÍ guarde las pastillas en un lugar fresco y seco (no en el cuarto de baño).

NO deje de tomar sus medicamentos, no omita ninguna dosis ni cambie la cantidad de medicamento que toma sin la autorización de su proveedor de atención médica.

NO cambie la marca de sus medicamentos (normalmente usar genéricos está bien), ni siquiera la presentación de la misma marca (de pastillas a líquido, por ejemplo) sin la autorización de su proveedor de atención médica.

NO tome suplementos de hierbas medicinales ni antiácidos sin hablar primero con su proveedor de atención médica. Y consulte con su farmacéutico antes de tomar medicamentos de venta libre.

Posibles efectos secundarios de los medicamentos antiepilépticos

Los medicamentos antiepilépticos suelen tener efectos no deseados (efectos secundarios). La mayoría desaparece después de algunas semanas. Los efectos secundarios más comunes de los medicamentos antiepilépticos son:

  • Mareo

  • Dificultad para concentrarse

  • Cansancio

  • Trastornos estomacales

  • Aumento o pérdida de peso

  • Depresión

  • Reacciones alérgicas (como erupciones de la piel o fiebre)

Otros tratamientos para la epilepsia

  • Cirugía cerebral. La cirugía cerebral puede asustar, pero tal vez sea una opción si usted tiene convulsiones a pesar de estar tomando medicamentos. Puede reducir en gran medida o eliminar las convulsiones sin causar pérdida de la función cerebral. Esta cirugía impacta en pequeñas partes de su cerebro que causan las convulsiones, pero deja el resto de su cerebro intacto. En la mayoría de los casos, solamente las personas cuya epilepsia comienza con convulsiones parciales pueden someterse a esta operación.

  • Estimulación del nervio vago. Para la estimulación del nervio vago (VNS) se coloca un dispositivo bajo la piel, en su pecho. Este dispositivo se conecta a un nervio en el cuello, llamado nervio vago. Este dispositivo envía impulsos eléctricos a través del nervio vago hasta su cerebro. Se ha demostrado que estos impulsos ayudan a reducir las convulsiones.

  • Estimulación del cerebro. Ahora hay disponible un dispositivo más nuevo para estimular una parte del cerebro y evitar que una convulsión se propague. No sirve para todos los tipos de convulsiones y es solo para los adultos con epilepsia. 

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.