Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

El autismo

A la mayoría de los bebés y niños pequeños les gusta que los abracen y les den cariño. Esto contribuye a la formación de vínculos fuertes con sus padres y con las personas que se encargan de ellos. Pero los niños con autismo pueden resistirse a que los toquen, y a menudo se muestran distantes y retraídos. Algunos nunca aprenden a hablar. Aunque el autismo no puede curarse completamente, puede mejorarse mucho mediante terapia.

¿Qué es el autismo?

El autismo no es una enfermedad mental. El trastorno del espectro autista (TEA) es una gama de trastornos en los cuales el cerebro del niño no se desarrolla con normalidad. El autismo o el trastorno autista es la forma más grave de TEA. Los síntomas suelen manifestarse antes de los tres años de edad y persistir durante toda la vida del niño. Estos síntomas pueden ser muy diversos e ir de leves a graves. La mayoría de las personas con autismo tienen dificultad para comunicarse y relacionarse con los demás. A menudo parecen estar ensimismados en su propio mundo. Algunos de los niños que tienen este trastorno no responden a las sonrisas ni al contacto visual. También es posible que repitan ciertas actividades una y otra vez, o que sigan una rutina extremadamente rígida o se obsesionen con las piezas de ciertos objetos. Algunos pueden llegar a intentar hacerse daño o intentar dañar a los demás.

¿A quiénes afecta?

El autismo es cuatro veces más frecuente en los niños que en las niñas. El autismo atraviesa todas las líneas étnicas y sociales. Cualquier niño puede presentar este trastorno.

¿Cuál es su causa?

Los padres de los niños con autismo suelen culparse, pero este trastorno no es culpa de nadie. Ciertos genes pueden afectar la manera en que se desarrolla el cerebro del niño. Existen también otros factores que pueden influir, como ciertos virus o la exposición a ciertas sustancias químicas.

¿Qué cosas pueden ayudar?

Es esencial proporcionar ayuda lo más pronto posible, ya que el aprendizaje es más eficaz cuanto más temprano se intente. La American Academy of Pediatrics recomienda la realización de exámenes formales de detección del autismo en todos los niños durante las visitas regulares entre los 18 y 24 meses de edad. Esta detección se suma a los controles regulares del desarrollo del niño. Esto ayuda a indentificar niños que tienen dificultades de desarrollo y de conducta lo antes posible. Cuando la intervención es precoz, los terapeutas especiales pueden ayudar al niño a desarrollar sus aptitudes sociales y lingüísticas. Los programas escolares pueden adaptarse a las necesidades de su hijo. A medida que el niño va madurando, muchos profesionales podrán proporcionarle ayuda. Una buena manera de comenzar es consultar con su proveedor de atención médica.

Señales de autismo

El autismo adopta una forma distinta en cada persona. Algunas de sus características son:

  • Dificultad o incapacidad total para aprender a hablar.

  • Preferir estar solo más que con gente.

  • No relacionarse ni jugar como lo hacen los otros niños.

  • Alta sensibilidad a los sonidos, el tacto, los olores y los sabores.

  • Tener berrinches y rabietas o hacerse daño o dañar a los demás.

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.