Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Embolización de aneurisma cerebral

La embolización es un procedimiento que se usa para tratar un aneurisma cerebral. Esto es un crecimiento en la pared de una arteria cerebral. Si el aneurisma se rompe y sangra, los tejidos a su alrededor pueden dañarse. Eso puede ocasionar un accidente cerebrovascular que puede ser mortal. La embolización se puede hacer antes de que el aneurisma estalle. Puede ayudar a prevenir estos problemas. También se puede hacer después de que se haya roto. El procedimiento implica colocar algo dentro del aneurisma. Pueden ser piezas metálicas, líquido o partículas especiales. Esto permite sellar el aneurisma. Impide que sangre o que se rompa.

Cómo prepararse para el procedimiento

La embolización se puede realizar como procedimiento de emergencia después de que se rompe el aneurisma. Usted o un familiar deben informarle a su proveedor de atención médica si sucede lo siguiente:

  • Está embarazada o cree que puede estarlo.

  • Está amamantando.

  • Es alérgico a la “tintura de radiografía”(medio de contraste) u otros medicamentos.

Además avise a su proveedor sobre cualquier medicamento que esté usando. Es posible que necesite dejar de usar todos o algunos antes del procedimiento. Estos incluyen los siguientes medicamentos:

  • Todos los medicamentos recetados

  • Medicamentos de venta libre, como aspirina e ibuprofeno

  • Drogas ilegales

  • Hierbas medicinales, vitaminas y otros suplementos

Cumpla con todas las indicaciones que le den sobre no comer ni beber antes del procedimiento.

Siga todas las otras instrucciones que le dé el equipo de atención médica para prepararse.

Imagen del cerebro

Durante su procedimiento

El procedimiento suele tardar entre 1 y 2 horas. En general, puede suceder lo siguiente:

  • Le darán medicamentos (anestesia). Así se evita que sienta dolor durante el procedimiento. Puede que le coloquen anestesia general para que usted esté profundamente dormido. O bien, puede que lo seden con anestesia local. La sedación hará que se sienta relajado y adormecido. La anestesia local adormece las zonas sobre las cuales se trabajará.

  • El procedimiento se realiza con un tubo largo y delgado (catéter). El proveedor de atención médica hará un pequeño corte (incisión) el lugar donde se insertará el catéter. A menudo este corte se hace en una arteria en la entrepierna. El catéter se pasa por una arteria hasta el cerebro.

  • El proveedor envía un medio de contraste a través del catéter. Este permite que la arteria y el catéter se vean mejor en las radiografías. El movimiento del catéter puede observarse en una pantalla.

  • El proveedor usa el catéter para colocar piezas metálicas, líquido o partículas especiales en el aneurisma. Esto hace que se forme un coágulo sanguíneo que sella el aneurisma e impide que sangre.

  • Luego se quita el catéter. A continuación, se cerrará la incisión en la entrepierna y se vendará.

Se utilizan resortes especiales de metal para evitar que un aneurisma sangre.

Después del procedimiento

Tendrá que permanecer inmóvil por unas 4 a 6 horas después del procedimiento. Pueden aplicarle presión en el sitio en la entrepierna. Esto se hace para reducir el riesgo de sangrado. Una vez que esté estable, lo trasladarán a una habitación. Quizás necesite permanecer en el hospital hasta el otro día si el aneurisma aún no se rompió. Si se rompió y le provocó un accidente cerebrovascular, permanecerá en el hospital hasta que se recupere. Esto podría llevar de 1 a 4 semanas. Depende del daño que haya causado el aneurisma al cerebro. Mientras esté en el hospital, le harán otras pruebas de diagnóstico por imágenes. Allí se verán las piezas metálicas, las partículas o el líquido en el aneurisma. Estas pruebas también ayudan a comprobar que no haya más sangrado.

Riesgos y complicaciones posibles

Todos los procedimientos tienen algunos riesgos. Entre los riesgos de este procedimiento se encuentran los siguientes:

  • Sangrado, moretones o infección en el lugar donde se insertó el catéter.

  • Inflamación o sangrado en el cerebro.

  • Problemas debido al medio de contraste, como reacción alérgica o daño en los riñones.

  • Formación de coágulos de sangre.

  • Daño en una arteria.

  • Convulsiones.

  • Muerte.

  • Accidente cerebrovascular.

Si tuvo un accidente cerebrovascular, podría tener problemas en el sistema nervioso a corto o a largo plazo. Estos pueden incluir lo siguiente:

  • Debilidad

  • Parálisis

  • Confusión

  • Pérdida de la visión, el habla o la memoria.

También es posible necesite más tratamiento u otra cirugía. Esto puede ocurrir si el tratamiento no está completo o si el aneurisma reaparece.

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.