Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Instrucciones de alta luego de un ataque isquémico transitorio

A usted le dieron un diagnóstico de ataque isquémico transitorio (AIT). El AIT también es llamado miniaccidente cerebrovascular. La sangre no pudo llegar a una parte de su cerebro por un momento. A diferencia de un accidente cerebrovascular, los TIA generalmente no causan daños duraderos. Si cree que tiene síntomas de un TIA o un accidente cerebrovascular, busque atención médica de inmediato. Hágalo aunque los síntomas desaparezcan. 

Prevención

  • Tome sus medicamentos exactamente según lo indicado. No se saltee ninguna dosis.

  • Aprenda a medir su presión arterial. Escriba los números e infórmele al proveedor de atención médica.

  • Conozca sus niveles de colesterol. Siga las recomendaciones de su médico sobre cómo mantener su nivel de colesterol controlado.

Haga estos cambios en su estilo de vida:

  • Deje de fumar. Únase a un grupo para dejar de fumar para mejorar así sus probabilidades de lograrlo. Pregúntele a su proveedor de atención médica sobre medicamentos u otros métodos para dejar de fumar.

  • Limite el consumo de alcohol. No consuma más de 2 copas al día si es hombre y no más de 1 copa al día si es mujer.

  • Conserve un peso saludable. Pida ayuda para bajar los kilos de más que pueda tener. Si tiene sobrepeso u obesidad, su proveedor de atención médica colaborará con usted para que baje de peso y reduzca su índice de masa corporal (IMC) hasta un nivel normal o cercano a la normalidad. Hacer cambios en la dieta y aumentar la actividad física puede ayudar.

  • Comience un programa de ejercicios. Consulte con su proveedor de atención médica sobre la forma en que puede comenzar y qué cantidad de actividad le recomienda que haga por día o por semana. Las actividades simples, como caminar o trabajar en el jardín, pueden ser muy beneficiosas.

  • Aprenda maneras de controlar el estrés. Hay muchos métodos diferentes para lograrlo. Ellos lo ayudarán a lidiar con el estrés presente en su vida laboral y personal.

Es posible que deba cambiar sus hábitos alimentarios. Su proveedor de atención médica puede derivarlo a un nutricionista certificado para que lo ayude a hacer cambios en la dieta. A continuación se indican los cambios que pueden incluirse:

  • Reducir el consumo de grasas y colesterol

  • Reducir el consumo de sodio (sal), especialmente si tiene presión arterial alta

  • Consumir más verduras y frutas frescas

  • Comer proteínas magras, como pescado, pollo y legumbres (frijoles y chícharos)

  • Consumir menos carne de res y carnes procesadas.

  • Consumir productos lácteos bajos en grasa

  • Usar aceites vegetales y de frutos secos en cantidades limitadas

  • Limitar el consumo de dulces y alimentos procesados, como las papas fritas, las galletas y los productos horneados

Para reducir el consumo de sal, puede hacer lo siguiente:

  • Limite el consumo de comidas enlatadas, secas, de paquete y las comidas rápidas.

  • No agregue sal a su comida.

  • Cuando cocine, sazone sus comidas con hierbas en lugar de sal.

Visitas de control

Si toma determinados medicamentos, podría tener que hacerse análisis de sangre para ver cuál es su avance o si surge algún problema. Hágase los análisis de sangre con la frecuencia que le indique su proveedor de atención médica

Cuándo llamar al 911

Llame al 911 de inmediato si tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Debilidad, hormigueo o pérdida de la sensibilidad en un lado de la cara o del cuerpo

  • Visión doble repentina o dificultad para ver con uno o con ambos ojos

  • Dificultad repentina para hablar o hablar arrastrando las palabras

  • Dificultad para entender a otras personas

  • Dolor de cabeza intenso y repentino

  • Mareos, pérdida del equilibrio o sensación de que se cae o de que todo da vueltas

  • Desvanecimientos

  • Convulsiones

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.