Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Información sobre la anatomía maxilar (ortognática) y sus problemas

Si la mandíbula es demasiado pequeña o demasiado grande, o si está torcida, pueden surgir problemas al masticar, hablar, respirar e incluso dormir. La forma de los maxilares (huesos de la mandíbula) también afecta el aspecto de su cara. Este documento lo ayudará a entender cómo funcionan los dientes y la mandíbula. Además, describe problemas mandibulares frecuentes que quizás requieran tratamiento.

Cómo los huesos y los dientes le dan forma a la cara

Los huesos son el marco de la cara. El tamaño y la posición de los huesos faciales determinan cómo encajan los dientes entre sí. Juntas, las posiciones de los huesos maxilares y los dientes afectan la acción de masticar, el habla y el funcionamiento de la articulación mandibular. Los maxilares también sostienen y soportan tejidos blandos como los músculos, los labios y la lengua. Y por supuesto, los maxilares y los dientes son factores que afectan la forma y el aspecto de la cara.

  • Las articulaciones temporomandibulares (ATM) permiten que el maxilar inferior se mueva con fluidez.

  • El maxilar inferior (mandíbula) brinda soporte a la fila inferior de dientes y le da forma a la parte inferior de la cara y a la barbilla. Este es el hueso que se mueve conforme se abre y cierra la boca.

  • El maxilar superior sujeta los dientes superiores, le da su forma a la parte media de la cara y brinda soporte a la nariz.

  • Una buena mordida (oclusión) significa que los dientes superiores e inferiores están derechos y encajan correctamente.

Cómo funcionan los huesos maxilares

El maxilar inferior aloja a la lengua, que se mueve libremente mientras hablamos y comemos. El maxilar superior le da forma al suelo de la cavidad nasal, lo cual permite la circulación normal del aire. Normalmente, los músculos se desarrollan de manera uniforme en los dos lados de la cara.

Problemas frecuentes

A continuación se describen algunos problemas frecuentes causados por la desalineación de los maxilares. También es frecuente que surja una combinación de estos problemas.

  • Maxilar inferior demasiado hacia atrás. Cuando el maxilar inferior está demasiado hacia atrás (retrognatismo), puede resultar difícil morder. La barbilla tiene un aspecto débil o hundido.

  • Maxilar inferior demasiado hacia adelante. Cuando el maxilar inferior está demasiado hacia adelante (prognatismo), la barbilla se vuelve prominente. Los dientes inferiores podrían inclinarse hacia afuera para solaparse a los dientes superiores.

  • Los dientes superiores e inferiores no hacen contacto (mordida abierta). La mordida abierta suele ser la consecuencia de un maxilar superior largo. Esto puede causar una «sonrisa gingival» (con encías muy visibles). El problema puede deberse también a que la parte posterior del hueso maxilar inferior es demasiado corta. Una mordida abierta también puede ser consecuencia del hábito prolongado de chuparse el dedo o de una posición inadecuada de la lengua durante el descanso y al tragar. Tener la mordida abierta puede imposibilitar el cierre de los labios.

  • Huesos maxilares disparejos (asimetría). Los huesos maxilares disparejos son más grandes o más pequeños de un lado que del otro. Otra posibilidad es que estén demasiado hacia adelante o hacia atrás. Es posible que el rostro tenga un aspecto descentrado o torcido.

Cuando los maxilares están desalineados

La mala alineación de los huesos maxilares puede ocasionar una diversidad de problemas, tales como:

  • Dificultades para masticar. Quizás le cueste trabajo darle un mordisco a un sándwich o una manzana, o le sea difícil mantener la comida en la boca mientras la mastica. Las ATM podrían estar rígidas o adoloridas.

  • Dificultades para hablar. Podría resultar difícil emitir ciertos sonidos o hablar claramente.

  • Dificultades para respirar. Si la vía respiratoria está estrechada u obstruida, la respiración podría ser ruidosa o difícil. Quizás le dé apnea del sueño (interrupción de la respiración mientras duerme).

  • Problema de estética. Quizás no esté contento con su aspecto físico. Esto puede hacerle sentir cohibido y afectar la confianza en sí mismo.

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.