Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

¿Qué es la tendinitis de Aquiles?

La tendinitis de Aquiles es una lesión por exceso de uso. Causa inflamación en el tendón de Aquiles. Este tendón está ubicado en la parte de atrás del tobillo. Une el músculo de la pantorrilla con el hueso del talón. Lo ayuda a realizar los movimientos de empuje como los de correr o pararse en puntas de pie.

 How to say it

uh-KILL-eez ten-dun-I-tis

¿Cuál es la causa de la tendinitis de Aquiles?

Puede presentarse si usted realiza en exceso ciertas actividades, como correr, caminar o saltar. Este uso excesivo puede forzar, o tironear, el tendón. Puede provocar un desgarro menor del tendón. Una lesión en la parte de abajo de la pierna o en el pie también puede causarla.

Los músculos tensos en la pantorrilla también pueden provocarlo, así que si usted no entra en calor antes de practicar deportes como el básquetbol, es más probable que sufra esta afección. También es más propenso si pasa mucho tiempo en esta actividad y la hace muy rápido. El entrenamiento y el descanso adecuados pueden prevenir esta situación.

Síntomas de la tendinitis de Aquiles

El síntoma principal de la tendinitis de Aquiles es el dolor, que por lo general se siente cuando mueve el tobillo. También es posible que el tendón se sienta rígido después de un período de inactividad, como cuando duerme. También se puede hinchar. Es posible que oiga un chasquido cuando mueve el tobillo. El tendón se ensancha y es posible que se forme un espolón óseo.

Tratamiento de la tendinitis de Aquiles

Por lo general, los síntomas se alivian después de iniciar el tratamiento. Se puede tardar varios meses en lograr la recuperación completa. Los tratamientos incluyen lo siguiente:

  • Reposo. Es recomendable que suspenda o cambie la actividad que le causó la lesión. Así el tendón tendrá tiempo de curarse.

  • Compresas de frío o calor. Ayudan a reducir el dolor y la hinchazón.

  • Medicamentos recetados o de venta libre. Ayudan a reducir el dolor y la hinchazón.

  • Plantillas para el calzado. Pueden reducir el esfuerzo que hace el tendón de Aquiles cuando usted se mueve. Entonces es posible que se usted sienta menos dolor.

  • Ejercicios de estiramiento y fortalecimiento. Ciertos ejercicios pueden ayudarlo a recuperar la flexibilidad y la fuerza de su tendón de Aquiles.

  • Cirugía. Esta opción puede reparar el tendón lesionado. Pero por lo general no es necesaria, a menos que no funcionen otros tratamientos.

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica 

Llame de inmediato a su proveedor de atención médica en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) o superior, o según le indique su proveedor

  • Escalofríos

  • Dolor que empeora

  • Síntomas que no se alivian o que empeoran

  • Síntomas nuevos 

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.