Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

¿Qué son los cigarrillos electrónicos y los vaporizadores?

¿Qué son los cigarrillos electrónicos?

Los cigarrillos electrónicos son dispositivos que permiten inhalar un líquido que contiene nicotina. También se conocen como sistemas electrónicos de administración de nicotina. En su apariencia, pueden ser similares a los cigarrillos comunes, los cigarros, las pipas, las linternas eléctricas o las lapiceras. Juul, la marca líder de cigarrillos electrónicos, fabrica dispositivos similares a una memoria USB. Esto hace que sea más fácil para los adolescentes esconderlos de sus padres o maestros. Es tan popular que, cuando usan este dispositivo, los jóvenes dicen que “Juulean”.

Los cigarrillos electrónicos pueden ser dañinos. Pueden tener sustancias capaces de producir cáncer. Se los ha relacionado con afecciones pulmonares graves. Algunas personas fallecieron a causa de dichas afecciones pulmonares. Los especialistas aún no saben cuál es la causa exacta de estas enfermedades con riesgo de muerte. Al parecer, no fueron por infecciones pulmonares. Pero todas las personas con dichas afecciones pulmonares han usado cigarrillos electrónicos. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) la denominan lesión pulmonar relacionada con el uso de cigarrillos electrónicos o vaporizadores (EVALI, por sus siglas en inglés). Los especialistas aún desconocen si las personas con EVALI tiene un riesgo mayor de sufrir complicaciones graves a causa de la gripe u otras infecciones pulmonares virales. Los proveedores de atención médica recomiendan la aplicación anual de la vacuna antigripal para todas las personas mayores de seis meses, incluidas aquellas que ya han tenido una EVALI.

Debido a estos y a otros riesgos para la salud, los especialistas no recomiendan el uso de cigarrillos electrónicos.

¿Cómo funcionan los cigarrillos electrónicos?

Un cigarrillo electrónico consta de tres partes. Tiene una batería, un dispositivo de calentamiento y un cartucho o tanque. La parte que se calienta se llama atomizador. Para usarlo, se coloca un cartucho o se llena el tanque con un líquido. Dicho líquido contiene distintas sustancias, como las siguientes:

  • nicotina;

  • aceites de THC y CBD, que son ingredientes activos de la marihuana;

  • otras sustancias y aditivos.

El tipo y la cantidad de sustancia en el líquido del cigarrillo pueden variar según el producto. Uno de los peligros de los cigarrillos electrónicos es que los usuarios no saben realmente qué contiene el líquido.

Cuando se aspira el cigarrillo electrónico, el atomizador se calienta y convierte el líquido del tanque o del cartucho en vapor (aerosol). Luego, este vapor se inhala. Esto se denomina vapear y simula la combustión de un cigarrillo real. Las personas cercanas también pueden inhalar dicho vapor. Si bien los especialistas aún no conocen los efectos de la vaporización pasiva, coinciden en que puede ser dañina para la salud.

Puntos importantes sobre seguridad

Los cigarrillos electrónicos son peligrosos para niños, adolescentes, adultos jóvenes y mujeres embarazadas. También lo son para los adultos que no fuman.

Los cigarrillos electrónicos pueden contener sustancias nocivas que producen cáncer. Se los ha relacionado con enfermedades pulmonares graves. Aún se desconoce la causa exacta, pero todas las personas con dichas afecciones pulmonares comparten el uso de cigarrillos electrónicos. Algunas personas fallecieron a causa de estas enfermedades. La mayoría de las personas que se enfermaron usaban cigarrillos electrónicos con el compuesto químico THC. Es el ingrediente activo principal de la marihuana. Algunas personas se enfermaron después de usar cigarrillos electrónicos con THC y nicotina. Otras, después de usar cigarrillos electrónicos solo con nicotina.

Las personas que usan cigarrillos electrónicos no deberían comprarles productos a vendedores callejeros. Puede que no sean seguros y que contengan cantidades desconocidas de THC, CBD y otras sustancias nocivas. No modifique los cigarrillos electrónicos ni les añada sustancias que no estén hechas por el fabricante del producto o que no haya comprado en una tienda.

Signos a los que debe estar atento

Algunas personas que se enfermaron después de usar cigarrillos electrónicos presentaron síntomas de afecciones pulmonares graves. Dichos síntomas pueden aparecer gradualmente luego de algunos días o semanas. Si son muy graves, es posible que necesite ser internado. Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si usa cigarrillos eléctricos y presenta los siguientes síntomas:

  • tos, falta de aire o dolor de pecho;

  • náuseas, vómitos o diarrea;

  • cansancio extremo (fatiga);

  • fiebre de 100.4 °F (38 °C) o más alta.

Nicotina y otras sustancias químicas nocivas

Los usuarios de cigarrillos electrónicos inhalan nicotina. Es una sustancia muy adictiva, lo cual es especialmente preocupante entre los fumadores jóvenes. Los adolescentes que se hacen adictos a los cigarrillos electrónicos pueden cambiarse a los cigarrillos comunes. Esto puede llevar entonces a los problemas graves de salud que implica fumar tabaco.

En dosis altas, la nicotina puede producir mareos y vómitos. Se ha investigado muy poco sobre los cigarrillos electrónicos, por lo que los especialistas no saben cuánta nicotina u otros productos químicos potencialmente dañinos inhalan los usuarios. Los usuarios que recargan sus propios cartuchos tienen un riesgo mayor de tener niveles poco seguros de nicotina.

En los niños, la intoxicación con nicotina es una gran preocupación. Hay casos de niños menores de cinco años que sufrieron daños al entrar en contacto con nicotina líquida accidentalmente.

Los cigarrillos electrónicos pueden contener otras sustancias químicas nocivas que pueden causar enfermedades pulmonares o cardíacas. Dichas sustancias incluyen acetaldehído, acroleína y formaldehído. La acroleína es una sustancia química que se usa en herbicidas y que está relacionada con problemas pulmonares graves y agudos, asma, EPOC y cáncer de pulmón.

No es fácil determinar qué sustancias químicas contiene un cigarrillo electrónico, ya que la mayoría de los productos para cigarrillos electrónicos no enumeran todos los ingredientes y, a veces, están modificados o cambiados. En general, hay más probabilidades de que estos productos modificados contengan sustancias nocivas e ilegales. Los usuarios de cigarrillos electrónicos deben comprar los productos únicamente en tiendas y no a vendedores callejeros. No es seguro agregar sustancias que no estén hechas por el fabricante a los cigarrillos electrónicos.

Otro problema con los cigarrillos electrónicos es que pueden explotar en el bolsillo o en la cara de las personas. Estas explosiones han sido descritas como cohetes en llamas y pueden provocar lesiones graves.

¿Pueden los cigarrillos electrónicos ayudar a dejar de fumar?

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) no los aprobó como un recurso para dejar de fumar. Hasta ahora, las investigaciones brindan pocas pruebas de que los cigarrillos electrónicos puedan ayudar realmente a dejar de fumar. También pueden contener sustancias que producen cáncer o afecciones pulmonares con riesgo de muerte.

Hay distintas herramientas para dejar de fumar ya aprobadas por la FDA y los CDC. Si está intentando dejar de fumar, consulte con su proveedor de atención médica para que lo ayude y llame a la línea 800-QUIT NOW (800-784-8669).

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.