Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

¿Qué es el síndrome de dificultad respiratoria aguda (ARDS)? 

El síndrome de dificultad respiratoria aguda (ARDS) es una afección pulmonar grave. Lo más frecuente es que aparezca unos días después de una lesión o una enfermedad seria. La mayoría de las personas que presenta ARDS ya están en atención hospitalaria. El síndrome de dificultad respiratoria aguda inflama los pulmones y llena de líquido los pequeños sacos de aire de los pulmones (alvéolos). Entonces los pulmones no pueden funcionar lo suficientemente bien como para llevar oxígeno al cuerpo. Esta afección puede ser difícil de tratar y puede derivar en problemas de salud graves y la muerte. 

Vista frontal del pecho donde pueden verse los pulmones. En el recuadro se muestran los alvéolos llenos de líquido.

¿Cuáles son las causas del ARDS? 

Los especialistas todavía no entienden por qué el ARDS se presenta en algunas personas y no en otras. Puede aparecer después de una enfermedad o lesión como, por ejemplo:

  • Inflamación grave del cuerpo (sepsis)

  • Entrada de contenido del estómago en los pulmones (aspiración)

  • Entrada de agua en los pulmones en un cuasiahogamiento

  • Infección pulmonar, como neumonía

  • Lesión en el pecho que magulla los pulmones

  • Inhalación de humo u otros gases

  • Sangrado o quemaduras graves

  • Reacción grave a un medicamento, por ejemplo, de quimioterapia

  • Inflamación del páncreas (pancreatitis)

  • Otra lesión grave 

Ciertos factores pueden aumentar su riesgo de tener síndrome de dificultad respiratoria aguda. Estos incluyen los siguientes:

  • Cirugía reciente de alto riesgo, como una operación cardíaca o abdominal

  • Transfusión de mucha sangre

  • Tabaquismo (fumar)

  • Antecedentes de consumo excesivo de alcohol

  • Obesidad  

Síntomas de ARDS

Los síntomas suelen comenzar entre 48 y 72 horas después de la lesión o enfermedad original. Empeoran con rapidez y pueden incluir:

  • Dificultad para respirar

  • Respiración acelerada

  • Tos

  • Fiebre

  • Frecuencia cardíaca rápida

  • Dolor de pecho al inhalar

  • Coloración azul en las uñas y los labios 

¿Cómo se diagnostica el ARDS? 

Su proveedor de atención médica le hará preguntas sobre su historia clínica (antecedentes médicos) y le hará un examen físico. También escuchará sus pulmones usando un estetoscopio mientras usted respira. Un sonido de crujido puede significar que tiene líquido en los pulmones. Es posible que le hagan estudios para detectar señales del ARDS u otras afecciones que pueden causar la acumulación de líquido en los pulmones. Los estudios y análisis pueden incluir lo siguiente:

  • Análisis de sangre. Estos miden el nivel de oxígeno en la sangre y buscan signos de infección.

  • Radiografía de pecho. Puede mostrar si hay líquido en los pulmones.

  • Ecocardiograma. Este estudio de imágenes observa el corazón mientras late. Se hace para buscar señales de insuficiencia cardíaca.

  • Cultivo de esputo. Se toma una muestra de mucosidad de sus pulmones para hacerlo. Busca señales de infección pulmonar, por ejemplo bacterias. 

Tratamiento del ARDS 

El tratamiento más común para el ARDS es el uso de un ventilador (respirador) mecánico. Significa que estará conectado a una máquina llamada respirador que enviará aire rico en oxígeno a sus pulmones. Se coloca un tubo por dentro de su boca y garganta que baja hasta entrar en sus pulmones. El tubo se conecta a una máquina que se llama respirador que le hace llegar aire. Se puede regular para dar la cantidad de aire que usted necesite. Es probable que tenga que usar un respirador por una semana o más tiempo. 

Probablemente también le darán un medicamento para mantenerlo relajado (sedado) y aliviarle el dolor mientras el tubo está en su garganta. Esto es necesario porque el tubo es incómodo y usted no podrá moverse demasiado mientras lo tenga colocado. En algunos casos, se coloca un tubo a través de un corte (incisión) pequeño en el frente de su garganta. A esto se le llama traqueotomía. Es posible que esta opción sea más cómoda y le permita estar menos sedado mientras tenga conectado el respirador.   Esto generalmente se hace después de estar varios días con el tubo para respirar colocado en su garganta. 

También recibirá otros tipos de tratamiento que pueden incluir:

  • Nutrición líquida por medio de un tubo que llega a su estómago

  • Nutrición líquida por medio de un tubo colocado en una vena de su pecho o de uno de sus brazos

  • Antibióticos para tratar una infección

  • Diuréticos para ayudar a eliminar el líquido adicional que hay en su organismo

  • Medicamentos para prevenir la formación de coágulos o el sangrado en el estómago

Debido a que el síndrome de dificultad respiratoria aguda es una afección que puede poner en riesgo la vida, es posible que usted necesite hacerse otros estudios y tomar decisiones sobre su atención en un período corto de tiempo.  Su equipo de atención médica los mantendrán informados a usted y a su familia sobre su afección. Le avisarán a usted y a su familia sobre los tratamientos que se le están haciendo o que se están considerando. Pueden responder sus preguntas y atender sus preocupaciones. 

Cuando comience a recuperarse, se le irá retirando lentamente el respirador. Esto significa que se usará menos aire y que sus pulmones trabajarán más. Esto se hará con cuidado a lo largo de días. El tubo de respiración se quitará cuando sus pulmones estén funcionando lo suficientemente bien.

Posibles complicaciones del ARDS 

El síndrome de dificultad respiratoria aguda puede provocar cicatrización en los pulmones (fibrosis). Puede causar insuficiencia orgánica debida a la falta de oxígeno a los órganos. También puede causar la muerte. 

La vida después del ARDS. 

La recuperación del ARDS puede ser larga. Después de experimentar el síndrome de dificultad respiratoria aguda, usted puede tener problemas como una disminución de la función pulmonar. Es posible se sienta débil y se canse con más facilidad. Puede necesitar usar oxígeno en casa. También puede necesitar recibir otros servicios en su casa, como fisioterapia y terapia ocupacional.  Es posible que tenga depresión y ansiedad, o problemas para pensar y recordar. El síndrome de dificultad respiratoria aguda puede causar estrés emocional, tanto al paciente como a su familia. Hable con el equipo de atención médica sobre el tratamiento para la depresión y la ansiedad. Pregunte también sobre asesoría psicológica y grupos de apoyo para usted y su familia relacionados con el síndrome de dificultad respiratoria aguda. Debe programar citas de control con un proveedor de atención médica que tenga experiencia con el síndrome de dificultad respiratoria aguda. 

Cuándo llamar al 911

Llame al 911 de inmediato si tiene alguno de estos síntomas después de una enfermedad o lesión:

  • Dificultad para respirar

  • Respiración acelerada

  • Tos

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) o más, o según le indique su proveedor de atención médica

  • Frecuencia cardíaca rápida

  • Dolor de pecho al inhalar

  • Coloración azul en las uñas y los labios

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.